Guiño no tan rápido al ENETI 2013 en Granada

Señoras, señores, acabo de vivir mi primer ENETI, y ya estoy impaciente por disfrutar del siguiente (que, por cierto, se celebrará en Soria). Ha sido una experiencia enriquecedora y divertidísima que recomiendo encarecidamente a cualquier estudiante de Traducción e Interpretación: grandes ponentes, temas tan útiles como variados, asistentes de todos los puntos de España, concursos y hasta un Harlem Shake. Y, además, con vistas a la Alhambra. No se puede pedir más.

Vistas desde la Chumbera

Vistas desde la Chumbera

Un poquito de información contextual antes de seguir: ¿QUÉ ES EL ENETI? Se trata del Encuentro Nacional de Estudiantes de Traducción e Interpretación, que tiene como objetivo, por una parte, la exposición por parte de los ponentes de la realidad actual de nuestra profesión más allá de lo académico, y por otra parte el intercambio de impresiones y experiencias por parte del alumnado asistente. En mi opinión, estamos ante una iniciativa que promueve la unidad futura del sector, creando fuertes lazos colaborativos desde antes de finalizar la carrera o el posgrado.

Cartel

Cada una de las ponencias de este año merecería una entrada de blog independiente, y cada una de las personas que conocí o con las que me reencontré merecería una mención específica, pero como soy una chica muy ocupada os tendréis que conformar con este (frustradamente) breve resumen 😉 Si queréis más impresiones, podéis consultar el hashtag #eneti2013, y conforme vaya descubriendo más entradas al respecto iré poniendo los enlaces al final de la página.

Como todos los eventos de este tipo, las jornadas arrancaron con un discurso de inauguración que lamentablemente me perdí gracias a mi querida Renfe, tan puntual como de costumbre. Al menos sí que llegué a tiempo de la presentación de mi adorada AETI, sobre la que podéis leer más aquí. Brevemente, se presentó la historia y labor de AETI en su corto añito de vida, se habló de la importancia de las vocalías como dinamizadoras de las facultades de TeI, de la importancia de las comisiones, cada una con su labor concreta y necesaria (difusión, información, certámenes, web, diseño, asesoría académica, AETI solidaria). Se destacó también la importancia del asociacionismo; destacaría de esta parte la metáfora de Javier Sáchez Camacho: es fácil rasgar un folio, pero si coges 300 folios a la vez es muy difícil que los llegues a romper.

La siguiente charla tuvo por tema la traducción literaria. Llena de pasión por su trabajo, Carmen Montes supo, bajo mi punto de vista, transmitirnos su entusiasmo por una modalidad que, si bien es la más conocida, también es una de las que tiene peores condiciones laborales.

Carmen habló de que la grandeza del traductor literario, y del traductor en general, es su versatilidad: “Lo mismo eres Calígula, que Julieta, que Robin Hood […] No hay que distinguir entre traducción noble y traducción alimenticia: la grandeza es poder enfrentarse tanto a Anna Karenina como a un menú de restaurante”. También habló de los límites de la creatividad (“¿Hasta dónde puedo estirar la lengua sin descoyuntarla?”), del impulso estético que diferencia al traductor literario de otro tipo de traductores especializados, pero siempre reivindicando que no tiene que practicarse “un cisma con precisión quirúrgica entre la traducción científico-técnica y la traducción literaria”, puesto que la función poética del lenguaje está presente en todo tipo de textos.

El tema de la importancia del asociacionismo en una profesión tan poco normalizada como la nuestra también apareció, inevitablemente. “Asociarse o morir, o asociarse o matar”. La pertenencia a una asociación genera más conciencia y orgullo profesional, al tiempo que nos lleva a ser insolidarios como fruto del desconcierto y la desinformación. “Cuando no estás asociado, eres una persona que traduce. Cuando te asocias, pasas a ser un TRADUCTOR”.

Se habló asimismo del peso económico de la traducción como actividad económica: el 4% de la economía española corresponde al mundo editorial, el cual se nutre en gran medida de productos extranjeros que necesitan ser traducidos. “Somos muchos ceros en la economía del país […] Somos un montón de cariátides que sustentan el frontispicio de la cultura y la ciencia”.

La siguiente ponencia fue la del eminente Roberto Mayoral, y, personalmente, fue la que más me impactó. De hecho, el primer impacto fue que nos comunicara: “Hoy me jubilo. Hoy es mi último día de vida académica, y creo que no podría haber escogido mejor compañía”. Tras esa noticia, se dispuso a compartir su visión de la universidad española, fundamentada en décadas de experiencia. Sus afirmaciones, rotundas y sin eufemismos, no fueron apreciadas por todo el mundo.

Sus puntos de partida fueron los siguientes: primero, en el hecho de que las palabras que antes se escribían con mayúsculas, como Democracia, Traducción y Ciencia, han pasado a ser lo que él denomina palabras “chiclé”, palabras chicle que uno estira todo lo que quiere. Segundo, que los conceptos de los Estudios de Traducción están mal definidos, en parte por la relativa juventud de la disciplina, en parte porque se trata de una disciplina “de aluvión”, aún en proceso de consolidación. Tercero, las Humanidades, en su obsesión por alcanzar el estatus social de las Ciencias, han perdido de vista que la investigación ha de aportar conocimientos nuevos y ofrecer resultados útiles. A continuación citaré algunas de sus frases lapidarias al respecto, cuyo interés, independientemente de si se está de acuerdo o no con ellas, es incuestionable.

“Las facultades de Traducción están llenas de gente que no traduce, no ha traducido ni tiene intención de traducir nunca”.

“La codicia académica ha reemplazado la ampliación del conocimiento” Existe una pretensión de alta cientificidad por razones de prestigio y para recibir financiación; pero no deja de ser una burda imitación de imposible futuro (“una réplica ignorante, esnob y cateta de las investigaciones científicas”), ya que la traducción no es una ciencia, sino una tecnología, y como tal favorece métodos más especulativos. Por tanto, los esfuerzos académicos deberían centrarse en desarrollar el estado del arte de la profesión en términos de calidad, a excepción de los enfoques cognitivos.

Mayoral denunció que se han rebajado las exigencias investigadoras a causa de los requisitos para la docencia, por lo que “se tiende a banalizar los conceptos para hacer pasar por tareas sistemáticas lo que no lo son, considerando ciencia lo que carece de rigor”. Las tesis se justifican en la premisa de que algo es útil aunque no aporte nada nuevo, sin tener en cuenta que TODO es útil para los traductores, sin que ello implique que merezca la otorgamiento de un título de doctor.

“Las tesis doctorales se conciben como manuales para su publicación y venta […] Esto sólo conduce a la esterilidad de los resultados y a la falta de peso específico”. Así, se favorece la investigación de los sectores rentables y que capten recursos.

“En lo investigador sufrimos la dictadura de los bibliómetras por el simple hecho de que usan las matemáticas en su trabajo”. No se mide la calidad de la investigación de acuerdo con los resultados del proyecto, sino en términos de la publicación que lo ha aceptado, como si los evaluadores fueran infalibles.

“Nadie da un paso si no es computado como mérito para su carrera académica”.

“La investigación sin rebeldía es pura pleitesía”.

“Bolonia se ha cargado la formación de profesionales de traducción e interpretación […] Es un plan de estudios irresponsable”.

“En una época en la que las traducciones se subastan por internet, ya está todo dicho”.

“Es irreal intentar tener una universidad en condiciones dentro de un país que es una absoluta porquería […] En la actualidad, los valores que podrían hacer que mejorara se han perdido […] Ni Gran Hermano ni el Real Madrid pueden mejorar la situación de la traducción. Lo único que puede son las llamitas que ustedes los jóvenes siguen teniendo en sus cabezas”.

Con estas reflexiones, que repito no necesariamente son las de una servidora, pero que considero sumamente interesantes, y siempre es muy importante tener distintos puntos de vista en mente, sobre todo si vienen de alguien como Mayoral, me despido por hoy. No por voluntad propia, sino por mero instinto de supervivencia: me vais a matar si sigo escribiendo, así que mejor me reservo las intervenciones de la tarde y las del día 22 para mañana. Si las del 21 por la mañana te han parecido interesantes, las del viernes probablemente te vayan a enamorar. Stay tuned!

¡Por cierto! Tengo fotos de casi todas las “desvirtualizaciones” que se dieron durante ambos días. Pronto las podréis ver en Twitter (@IrisCPermuy) y Facebook (página de TraducArte). Me encanta haberle puesto cara y voz a la gente con la que me paso las horas virtuales 🙂

Entradas sobre el ENETI:

El Eneti 2013 en fotos

Alicia Martorell – Cuaderno de Campo

Rafael López – Jugando a traducir

Merche García – Traducir & Co

Olatz Rodríguez – Translation, interpreting and other linguistic matters

Elena Nevado – Midnight in Translation

Anuncios

11 pensamientos en “Guiño no tan rápido al ENETI 2013 en Granada

  1. Pingback: Eneti 2013: un cóctel de sensaciones y energía positiva | Jugando a Traducir

  2. Pingback: Guiño no tan rápido al ENETI 2013 en Granada | Se busca traductor | Scoop.it

  3. ¡Hola Iris! Genial tu crónica sobre el ENETI. A mí también me encantó la metáfora de Javier 🙂 Por aquí te dejo mi entrada sobre el encuentro, por si quieres añadirla 😉

    Me gusta

  4. Pingback: ENETI 2013: Traductores en Granada | Midnight in translation

  5. Ya me cae bien ese hombre. ^^
    Estoy de acuerdo sobre todo en que este país es una porquería.
    Lo que no entiendo es lo de que hay gente en la universidad que no tiene intención de traducir… Entonces, ¿por qué estudian la carrera? ¿Y cómo piensan ganarse la vida? No lo entiendo.

    Me gusta

  6. Pingback: Cuaderno de campo | ENETI, Granada, marzo 2013

  7. Pingback: ENETI 2013: Traductores en Granada | Midnight in translation

We need to talk...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s