La cara oscura de mis viajes

Me he pasado los últimos dos meses y medio de viaje un poco por trabajo y un poco por turismo, y luego otras dos semanas de vuelta a casa por Navidad. Soy una chica con suerte, con mucha suerte, por poder coger tantos trenes y aviones y visitar tantos lugares.

Sin embargo, dar vueltas por el mundo también tiene un pequeño lado negativo. Por ejemplo, estar lejos de TraducArte durante mucho tiempo, o ver cómo se traducen tus lenguas de trabajo o cómo las emplean algunos nativos. A veces duele. Mucho. A continuación, comparto algunos carteles y etiquetas que mis ojitos han tenido que sufrir durante mi estancia en Estados Unidos.

Una pequeña errata que me quitó las pocas ganas de probar la sangría australiana que encontré en una licorería de Arkansas

Una pequeña errata que me quitó las pocas ganas de probar la sangría australiana que encontré en una licorería de Arkansas

No creo que a una gran cadena de tiendas de ropa le cobren mucho más por poner las tildes adecuadas.

No creo que a una gran cadena de tiendas de ropa le cobren mucho más por poner las tildes adecuadas.

 

Aquí no sé ni dónde empezar. Como si no fuera importante entender bien las precauciones a la hora de manipular munición.
Aquí no sé ni por dónde empezar. Como si no fuera importante entender bien las precauciones a la hora de manipular munición.
Supongo que no venderán diccionarios.

Supongo que no venderán diccionarios.

 

Lo ha intentado, y casi lo consigue, pero no, ahí no va la tilde.

Lo ha intentado y casi lo consigue, pero no, ahí no va la tilde.

Muy comprensible.

Muy comprensible.

Algo me dice que esto es un poco demasiado literal, ¿qué opináis vosotros?

Algo me dice que esto es un poco demasiado literal, ¿qué opináis vosotros?

Dos por uno.

Dos por uno. Y encima en un barco, para no poder huir.

Normal que sea tan barato. A menos que "El Siesta" sea el mote del dueño.

Normal que sea tan barato. A menos que “El Siesta” sea el mote del dueño.

Lo dicho, a veces viajar viene con su lado amargo, y es tener que leer folletos turísticos traducidos así.

Lo dicho, a veces viajar viene con su lado amargo, y es tener que leer folletos turísticos traducidos así.

Y el cartel no era pequeño, unos dos metros de alto. Y en pleno centro de Manhattan.

Y el cartel no era pequeño, unos dos metros de alto. Y en pleno centro de Manhattan.

Y volar desde Barcelona. Aunque hubiera ido sin desayunar, se me habría quitado el apetito.

Y volar desde Barcelona. Aunque hubiera ido sin desayunar, se me habría quitado el apetito.

Seré franca: a pesar de todos estos pesares ortográficos y ortotipográficos, viajar me sigue compensando. Así que llegarán más fotografías, y más risas por no llorar. Hasta que por fin convenzamos al mundo de que un traductor profesional es realmente importante, y no un capricho o un lujo innecesario.

Anuncios

Un pensamiento en “La cara oscura de mis viajes

  1. Pingback: Disparate núm. 3: patada a la gramática inglesa | Translator´s quill

We need to talk...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s