Tim O’Brien en la Universidad de Arkansas – Fort Smith

Fort Smith es pequeño y aislado y muy de la América Profunda, y como sus gentes saben lo aburrido y monótono que podría resultar un lugar con sus características, de cuando en cuando organizan algo absolutamente maravilloso. Uno de los acontecimientos más esperados por los frikis como yo, es el Read This, donde un comité selecciona un libro que toda la universidad y los miembros de la comunidad que así lo deseen tienen que leer y discutir durante meses, hasta el gran evento. Se intenta que el autor del libro escogido venga a dar una charla, y el pasado 12 de marzo se logró y Tim O’Brien no dio una, sino cuatro charlas en mi universidad. Pude asistir a dos. Y me quedé con ganas de más.

traducarte o'brien

En España, O’Brien, hasta donde yo se, no es demasiado conocido. Pero debería. De los nueve libros que ha escrito, yo he leído el más conocido, The Things They Carried (1990), y Tomcat in Love (1998). O’Brien tiene la capacidad de contar una historia sobre algo mientras en realidad te esta hablando de algo completamente distinto y te esta rompiendo todos los esquemas. Es de esa clase de autores que te hace querer tirar sus libros a la basura y luego recogerlos y cubrirlos de besos. De esa clase de autores cuyas obras te aportan algo nuevo cada vez que las lees. En resumen, es un excelente escritor. Pero, ¿sabéis que? Es incluso un mejor orador. Cuando habla, te hace reír mientras estás llorando, y te hace cuestionarte todos los universales en los que creías creer.

A continuación voy a compartir con vosotros, porque de verdad creo que merecen la pena, algunas de sus aportaciones. Para empezar, resumiré un poco The Things They Carried (como si acaso fuera posible) para daros algo de contexto sobre sus teorías sobre la guerra y la verdad; os explicaré, aunque con menos gracia que él, sus consejos para ser un buen escritor; y acabaré con la respuestas a mis preguntas sobre la traducción de sus obras.

THE THINGS THEY CARRIED

Un libro sobre la guerra de Vietnam que no es sobre la guerra de Vietnam. Trata de lo que las personas llevan consigo, las cosas que arrastran debido a sus historias personales. También trata sobre las historias personales y sobre cómo contarlas puede salvar vidas. O mejorarlas. En boca del autor: “No es un libro sobre la guerra, es un libro sobre el corazón humano”.

Cuando le preguntaron por qué, siendo un veterano de Vietnam con historias verdaderas sobre la guerra, decidió escribir una obra de ficción, respondió: “Porque necesitaba mentir […] Nada de lo que escribo sucedió, pero es como me sentí. Y eso es lo único que importa […] Cuando escribes ficción, no sientes la responsabilidad de saber nada, sino de hacer que los corazones de los lectores respondan”.

Y es que también es un libro que trata sobre la verdad. Sobre la inexistencia de la verdad. Sobre su relatividad, su fragilidad, su inconsistencia. “Si hubiera un propósito central para este libro, que no lo hay, sería que la verdad de un hombre es la mentira de otro. Pero no lo hay, porque es ficción”. Asimismo, es una advertencia en contra del absolutismo, porque “la verdad es lo que provoca las guerras. Yo tengo tanta razón, y tú estás tan equivocado, que voy a matarte por ello. Simplista, sí, pero no demasiado. La verdad mata […] Además, da igual si lo que digo es cierto o no: yo voy a morir, tu vas a morir… ¿qué más da? Lo importante es la historia, que haya una historia”.

También hubo quien le preguntó por el orden, aparentemente caótico, de los capítulos y sus relatos. La respuesta volvió a ser, en mi opinión, brillante. “La mayor parte de nuestras vidas se va borrando conforme vivimos. No existen los ordenes lógicos de cronología o causalidad en la memoria, esos son artificiales. Así que estructuré el libro como la vida me llega a mí, a ráfagas, como funciona mi mente”.

Y añadiré, por tanto, que es un ensayo, camuflado pero inspirador, sobre cómo escribir buenas historias. Pero de eso hablo en el próximo apartado.

CONSEJOS PARA ESCRITORES

tim obrien traducarte

Cómo escribir una buena historia según Tim O’Brien: 

– Sé especifico. Habla de cosas concretas, aunque sea una metáfora para ilustrar algo más general.

– No trates de dar lecciones de moral o consejos vitales. Solo las fábulas necesitan moraleja.

– No tengas como objetivo la razón, sino el conjunto del ser humano. No es la cabeza del lector la que tiene que creer la historia, sino su estómago.

– Mira al mundo desde una perspectiva original, pero sobre todo siéntelo de manera original.

– Evita el lenguaje plagado de florituras ridículas y superfluas.

– Evita la aliteración innecesaria.

– Utiliza la voz activa, no la pasiva. Elige verbos interesantes. No cuentes, muestra.

– No tengas miedo de mentir. Escribir ficción consiste en contar lo que casi pasó, o lo que debería haber pasado.

TRADUCCIÓN

No tuve mucho tiempo para hacerle mis preguntas, ya que vinieron más de 600 personas y casi todas hicieron cola para conocerlo, pero al menos, mientras me firmaba el libro, me contestó rápidamente a una: ¿qué relación mantiene con sus traductores? la obra se ha traducido a más de una veintena de lenguas, pero O’Brien normalmente no tiene contacto con sus traductores. Muy sonriente y educado, me dijo que porque son grandes profesionales, normalmente no necesitan ayuda, pero que recuerda que el traductor de polaco y el de vietnamita le escribieron un par de veces. Se me acabó el tiempo antes de poder interrogarle sobre el tipo de preguntas que le formularon 😦

BONUS:

Citas de Tim O’Brien que me quitaron el aliento:

La paz es esa cosa tímida que no presume cuando está en la habitación.

Todo el mundo tiene su propia guerra, no tiene que ser Vietnam. Son las 3 de la mañana y estás despierto. Esperas una hora, miras el reloj, y son las 3:01. Eso es un sentimiento propio de Vietnam.

Las guerras se fundamentan en la creencia de que, si no se ganan, va a suceder algo catastrófico. Perdimos en Vietnam, ¡que catástrofe! Ahora llevo una camisa blanca que he comprado en Estados Unidos, y cuya etiqueta dice ‘Made in Vietnam’. Tres millones de muertos. Y no pasó nada. Se derramó sangre muy cierta por motivos inciertos.

Espero que este resumen (creedme, es un resumen) haya despertado en vosotros las ganas de leer a Tim O’Brien. Lo recomiendo encarecidamente, sé que no os arrepentiréis.

tim obrien traducarte

Anuncios

We need to talk...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s