21 de febrero de 2014. Hombre que lee.

21 de febrero de 2014.  Hombre que lee.

21 de febrero de 2014.
Hombre que lee.

Siempre hablo de que las posibles causas de que me convirtiese en traductora son una infancia casi bilingüe, un padre bibliófilo y un abuelo poeta. Pero, ¿por qué traductora audiovisual? Mi amor por el cine tampoco surgió de la nada, sino que fue propulsado por este hombre que hoy cumple años: mi tío Paco. Recuerdo, con mi adolescencia recién estrenada, ir al cine con él los domingos por la mañana, cuando no iba casi nadie, y quedarnos hasta el final de los créditos. Lo recuerdo claramente, como si fuera ayer, pero lo echo de menos como si hubiera pasado más de un siglo en lugar de más una década. Por suerte, aquellos momentos calaron en mí, y aquí estoy ahora, intentando que futuros tíos y sobrinas vayan al cine y escuchen, sin saberlo, mis palabras. Y que lo descubran cuando se queden observando los títulos de crédito.

Gracias, Paco. Muchas gracias.

Anuncios

We need to talk...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s